7.2.16

Han detenido a dos compañeros.
El juez les ha mandado a prisión.
¿Su delito?
Críticar al poder.
Han detenido a dos artistas.
La prensa que defiende las guerras
pide su cabeza.
¿Su delito?
Decir que la policía miente.
Encarcelados.
La gente de bien dice que pensemos en los niños.
Los mismos niños que escuchan cuentos en los que muere quien debe morir: la bruja mala.
¿Su delito?
Contar que los malos son otros,
que no salen en los cuentos.
Han detenido a dos artistas.
¿Su delito?
Usar el arte contra el poder.

17.1.16

Higiene íntima

Busco compresa que elimine la brecha de género,
tampones que pasen el aborto del código penal
a la cartera de servicios públicos,
toallitas húmedas que logren el cese de los mandatarios
que hacen política negando nuestras muertes.
Busco por todos los pasillos del súper
salvaslips que impregne de feminismo todas las mentes.
Mientras, seguiré odiando los anuncios de compresas
y a aquellos que hacen dinero con ellos.
Porque nos cuentan
que no debemos oler a nada
que nadie debe notar que llevamos un tampón en nuestro coño,
que nadie se entere de nada mientras sonreímos.
Que los hombres no sean conscientes
de que tenemos útero
mientras nos agreden por ello.
Que los hombres no se enteren
de una existencia diferente,
de que ellos no son el centro del universo,
ni su principio ni su fin.
Que no molestemos a los propietarios del espacio público
siendo mujeres.
No sea que se enteren
de que aquellas que sangramos
estamos en lucha para lograrlo todo.


14.12.15

Les dijeron que se estuviesen quietos,
que el dictador moriría tranquilo
entre cables y todo sería nuevo.
Les dijeron que se estuviesen quietos,
que de esto ya se encargaba el rey.
Les dijeron: para que haya paz,
olvida tus muertos,
tus derechos.
Les dijeron que votaran a los grandes,
los de la tele
que de esto la prensa sabe mucho.

El poder dijo muchas cosas y no hicieron caso a ninguna:
Hicieron huelgas que trajeron el derecho a huelga,
lucharon y nadie cerró la boca,
porque la izquierda jamás se derrota.
Tampoco nosotras la cerraremos.

5.12.15




Llevamos encima todo lo necesario
para enfrentarnos a esta lucha
que llaman democracia.
Nuestras botas se han andado el asfalto
cuando quema
y cuando ya ni siquiera duele el olvido.
Soportamos los fríos
y nada cura mejor las gargantas que las voces de las compañeras.
Ante el silencio respondemos:
la izquierda huye de escondites,
cuanto más intentan ocultarla
más levanta su digna cabeza.

28.11.15

Si no puedo decir alto y claro
que soy feminista
no quiero ser,
si no puedo decir que soy de izquierdas
nada tiene sentido,
si no puedo ser militante
que mierda hago con mi vida,
si no puedo ser poetisa
arrancadme la lengua
 porque de nada más me vale.
Cuando no pueda ser quien soy,
daré mis fuerzas por lucharlo.
 

21.11.15

El gran espectáculo del mundo

Damas y caballeros,
niños y niñas,
pasen y vean.
En la pista central
tenemos al gran mago de occidente,
al único mago de occidente.
Trae entre sus manos la felicidad,
la alegría, el TTIP.
No podéis verlo porque ha hecho su magia,
en un truco sin igual, lo ha vuelto invisible.
Pasen y vean,
pasen otra vez por taquilla,
hay que pagar tanto prodigio maravilloso.
Mantengan la mirada en la pista central,
no se fijen en la pista uno,
los equilibristas del sur
saltan de columpio en columpio,
sin redes,
para llegar a fin de mes.
Pasen otra vez por taquilla.
En la pista del extremo,
una exposición acuática de supervivencia.
En la pista de tierra podrán deleitarse
con reliquias extinguidas
traidas únicamente para ustedes: árboles, agua y aire limpio.
En este espectáculo de magia sin igual
el gran mago de occidente
logra lo inigualable, lo inimitable:
que los payasos lloren.
Niños y niñas,
damas y caballeros,
disfruten del circo,
disfruten del TTIP.

11.11.15

Cuando crearon a dios
a su imagen y semejanza
sólo intervinieron hombres.
En el falso origen de la humanidad
no hubo mujer que mintiera como ellos.
Sólo quien todo lo tiene
inventaría una historia tan terrible,
de miedo y obediencia,
de sumisión al poderoso, que son ellos.
Nos quisieron arrebatar las letras
para ocultarnos sus engaños.
Una vez que perdimos el miedo a las represalias
de sus falsos dioses,
se dejaron de representantes.
Ya no temeríamos al dios de los poderosos
sino a los poderosos mismos,
ellos serían la ley y el miedo.
Hemos matado tantos dioses
que perdimos el miedo
a ser mujeres.

8.11.15

Presentación Una crisis en verso y lucha

El jueves 12 de noviembre, a las 19,30 hrs, presento mi segundo poemario, Una crisis en verso y lucha, publicado por Amargord Ediciones y Escritores en Red. Será en la Asociación de Escritores y Artistas Españoles (c/ Leganitos, 10 - Madrid). Coordina Emilio Porta, presenta Enrique Gracia y leeré algunos poemas del libro y otros posteriores.

¡Os espero! 

 

26.10.15

En el colegio nos enseñaron
por qué no son importantes
los asesinatos de las mujeres,
pero sí los de los hombres.
Las feministas nos obstinamos en no entenderlo.
Estaba muy claro.
Nos enseñaron la vida de los pueblos,
 su gobierno, sus jerarcas,
sus guerras, economías y revoluciones.
En capítulo aparte íbamos nosotras:
La mujer en grecia,
la mujer en el antiguo régimen,
la mujer en la revolución industrial.
Nosotras éramos capítulo aparte:
no éramos pueblo,
ni jerarca, ni dinero, ni guerra,
ni revolución.
Más claro aún nos lo explicaron
al hablar de democracia.
Las feministas nos obstinamos en no entenderlo.
Se llama sufragio universal
al voto de los hombres:
ellos son el universo.
A nuestro voto, le llamaron femenino.

Quienes nos matan,
quienes lo toleran
y quienes lo fomentan
 tienen muy claro que no es terrorismo matar a quien sólo es un capitulo aparte,
quien no es como ellos.



21.10.15

Juntas por un nuevo país

No quiero estar en un gran país
cuando la grandeza
la miden en  hambre.

No quiero estar donde tú
no estás conmigo
y ambas estamos solas.

Un país donde la democracia
no se evoque
sino que sea trabajada día a día.

Un país donde estamos
las que queremos estar,
nadie permanece obligado
y tiene que irse.

Donde la justicia se mide en hospitales
y no en hostias
policiales o eclesiásticas.
Donde nadie utiliza nuestro útero
para encarcelarnos.
Donde la risa es asignatura obligatoria
en las escuelas.

Y sé que este nuevo país existe
porque no sólo está en mi cabeza,
también está en la tuya.